La carrera de Van Dijk en Anfield llega a su fin

222 Views

El Liverpool continuó con su deslucida campaña al sufrir una segunda derrota consecutiva en la Premier League y poner fin a su racha de 29 partidos sin perder en Anfield.

Ante su afición, los Reds llevaban cinco años y medio sin perder en casa, ya que ahora han encadenado dos derrotas consecutivas ante los dos últimos clubes de la liga.

Fiel a su costumbre reciente, el Liverpool se las ingenió para caer, ya que una confusión entre Joe Gómez y Alisson propició el primer gol de Rodrigo ante la portería vacía de la Kop. Esta fue la octava vez que se quedaron atrás en 12 partidos de la Premier League y sólo el Southampton (nueve) ha recibido más goles.

Los locales empataron por medio de Mohamed Salah, pero les costó crear muchas ocasiones claras. Cuando lo hicieron, Illan Meslier realizó un total de nueve paradas, todo un récord, para preservar el resultado.

Crysencio Summerville, en la víspera de su 21º cumpleaños, se hizo con un balón suelto y disparó con maestría a la escuadra de Alisson en el minuto 90 para dejar estupefacto a un público de Anfield ya frustrado.

Comodidades del hogar destrozadas

Sin una victoria en ocho partidos, el Leeds acabó notablemente con el récord de 70 partidos invicto en casa de Virgil van Dijk, tras 59 victorias y 11 empates en la Premier League. Es un orgulloso récord que el jugador de 31 años ha mantenido desde que llegó al club en 2018.

Tras estar lesionado durante la racha de seis derrotas consecutivas en casa entre enero y marzo de 2021, Van Dijk había mantenido intacto su récord liguero, pero finalmente ha probado la más dura de las derrotas en casa.

Leer:  Estrella de Estados Unidos, Christian Pulisic, 'acuerda un contrato a largo plazo con AC Milan'

Ciertamente, un gol de la victoria en el último minuto al final de una actuación insípida en casa es un momento de gran importancia en su temporada hasta el momento.

La verdad es que la cuarta derrota del Liverpool en la Premier League ya duplica su cuenta de toda la temporada pasada, y sus cuatro victorias con cuatro empates en los primeros 12 partidos de la temporada igualan el mal comienzo del malogrado reinado de Roy Hodgson en 2010-11.

Los hombres de Jürgen Klopp se encuentran en la novena posición, a 13 puntos del Manchester City y a ocho del cuarto clasificado, el Newcastle. Preocupantemente, fueron superados en casa por los blancos, que corrieron 11 kilómetros más durante los 90 minutos.

Piezas que crujen

Mientras que el error de Joe Gómez siguió a su participación en el triunfo del Nottingham Forest una semana antes. Virgil van Dijk hace tiempo que perdió su aura y no pudo cerrar a Summerville en el gol de la victoria en Anfield.

Klopp lamentó la defensa de su equipo, así como su falta de control general durante la mayor parte del partido;

“No se puede defender como lo hicimos en torno al segundo gol, no es posible.

“Pero lo hicimos y no sé cómo explicarlo ahora. Ha ocurrido de todas formas y por eso hemos perdido”.

Los de Merseyside habían levantado la cabeza después de que una victoria por 3-0 en la Liga de Campeones contra el Ajax les asegurara el pase a los octavos de final. Sin embargo, el regreso a la competición nacional les ha traído de vuelta todos los problemas iniciales de esta temporada.

Leer:  Momentos en los que la Premier League llegó al final

Problemas rojos

Por cierto, Fabinho sigue pareciendo una sombra de su verdadero yo, ya que la incapacidad de controlar los partidos se ha hecho evidente para el Liverpool esta temporada. El destructor del centro del campo parece estar sufriendo de fatiga después de haber jugado mucho fútbol a lo largo de los años y los Reds son los peores por ello.

La leyenda del Liverpool, Graeme Souness, destacó esta falta de acero en el centro del campo tras la aplastante derrota ante el Leeds;

El Liverpool estuvo a una milla de distancia de donde estaba en los últimos años: no juega con la misma intensidad”.

“Creo que, en muchos momentos de esta noche, el Leeds estuvo más que a la altura de lo que el Liverpool había estado haciendo a los equipos durante años. Básicamente, el Liverpool intimidaba a los equipos, el centro del campo intimidaba a los equipos. Ahora les están intimidando en el centro del campo, lo que les hace vulnerables atrás y no están creando las mismas ocasiones en la delantera. El Liverpool es una sombra”.

Aunque las lesiones han perturbado el inicio de la temporada, el perfil de la plantilla necesita renovarse, ya que muchos jugadores clave tienen más de 30 años. Además, el Liverpool se lamenta de no haber conseguido en verano refuerzos variados para el centro del campo, ya que un grave desequilibrio ha mermado en gran medida sus esfuerzos.

Con un calendario de partidos que no cede hasta el Mundial y después de él, Klopp debe encontrar el equilibrio que necesita su equipo para conseguir la regularidad necesaria para salvar la temporada. Este equipo actual está muy lejos de los que estuvieron a punto de conseguir un cuádruplete sin precedentes en 2021-22, y necesitarán algo más que suerte para evitar el malestar a largo plazo.

Please follow and like us:
error 20
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *