Los hinchas del Chelsea no obtendrán los privilegios de Abramovich con Todd Boehly – esta es la razón

316 Views

El Chelsea se prepara para la siguiente era de su historia tras la salida del multimillonario ruso Roman Abramovich y la llegada de Todd Boehly y sus socios como propietarios del club.

Los Blues han sido el equipo más laureado de Inglaterra en los últimos 19 años gracias a la generosidad de Abramovich y a su voluntad de ir más allá en sus proyectos deportivos.

El oligarca renovó su estadio, aportó muchos más contratos y avales, fichó a los mejores jugadores y directivos y fue una figura muy presente que sirvió de pegamento para unir al club y a sus aficionados.

También estuvo dispuesto a rescatar al club con sus fondos personales en varias ocasiones, lo que hizo por valor de 1.500 millones de libras que ha dejado de percibir tras entregar el club a Boehly y sus socios.

Abramovich es el propietario ideal de un club de fútbol, y el próximo club al que se traslade -según los informes, está mirando a LaLiga para su próxima inversión- tendrá suerte de tenerlo.

El Chelsea, por su parte, espera cosas aún mejores con Todd Boehly y sus socios. El multimillonario estadounidense ganó la puja para comprar el club, imponiéndose a ocho aspirantes muy serios, entre los que se encontraban propietarios de otros clubes de fútbol. Su oferta ganadora de 4.200 millones de libras habla de su voluntad de invertir en el club y los aficionados del Chelsea tienen todo el derecho a estar entusiasmados.

Incluso pueden estar más entusiasmados, ya que, al parecer, ha destinado 200 millones de libras a sus fichajes de este verano. A esta cifra se le añadirá lo que se consiga con la venta de algunos jugadores. El Chelsea podría hacer un gran esfuerzo en el mercado de fichajes de cara a la próxima temporada, lo que haría muy feliz a Thomas Tuchel.

Leer:  Copa del Mundo de Qatar 2022: Todo lo que necesita saber

Sin embargo, los aficionados del Chelsea deben moderar sus expectativas con sus nuevos propietarios porque seguramente no les prestarán la misma atención que Abramovich.

El Chelsea tiene nuevos PROPIETARIOS, no un DUEÑO

Una de las anécdotas del reinado de Abramovich como propietario del Chelsea es que deja 1.500 millones de libras que prestó al club para sus operaciones en los 19 años que estuvo al frente de los asuntos.

Se informó de que el Chelsea podría haber entrado en administración (la gestión del club por un organismo independiente designado por el gobierno o la liga) si no condonaba esa deuda. En esencia, la venta del club no habría supuesto una gran diferencia, ya que él mismo había mantenido el club a flote.

Todd Boehly y sus socios no pueden hacer esto de ninguna manera por el club.

Los nuevos propietarios del bicampeón de la Liga de Campeones de la UEFA son un consorcio con el multimillonario estadounidense como cara. Con Boehly, son cinco los principales interesados en el consorcio: El socio comercial de Boehly, el multimillonario suizo Hansjörg Wyss, el magnate inmobiliario británico Jonathan Goldstein, la empresa de inversiones estadounidense Clearlake Capital y el copropietario de Boehly de la franquicia de béisbol de las Grandes Ligas, Los Angeles Dodgers, Mark Walter.

La noticia también es que gran parte del capital utilizado en la compra del club procede de Clearlake Capital, lo que les sitúa prácticamente como el accionista mayoritario.

Esto se traduce efectivamente en un escrutinio mucho mayor de las operaciones del club, especialmente en el área financiera. Todo debe estar orientado a rentabilizar las inversiones de estas figuras que se han unido para adentrarse en las turbias aguas de la propiedad de los clubes de fútbol.

Leer:  Los 10 mejores negocios de fichajes de la Premier League hasta ahora

Por ello, cada nueva aventura y cada fichaje y venta deben ser tales que las cuentas del club estén siempre equilibradas. Abramovich estaba dispuesto a utilizar su dinero para equilibrar las cuentas del club porque no sólo amaba al Chelsea, sino que era un aficionado al fútbol que sabía que a veces los fichajes no salen bien.

No ocurrirá lo mismo con los nuevos propietarios.

Un cambio en la gestión

Con los nuevos propietarios llegan nuevos empleados y directivos. Se ha informado de que Boehly ocupará el lugar de Marina Granovskaia como directora deportiva interina del club.

La enigmática Granovskaia ha sido la responsable de los fichajes y de todas las decisiones deportivas que ha tomado el club en los últimos años, en los que ha ganado la Liga de Campeones de la UEFA, la Copa Mundial de Clubes de la FIFA y la Supercopa de la UEFA.

Se hizo una reputación en el mundo del fútbol como una de las negociadoras más duras, lo que supuso un éxito considerable para el club con los fichajes que se consideraban difíciles.

Ahora, Boehly asumirá el cargo de forma interina, a pesar de no saber nada del mercado de fichajes del fútbol. Granovskaia será su asesora en el próximo periodo de fichajes, pero no será tan eficaz como cuando ella llevaba la voz cantante.

Boehly tendrá que ponerse al corriente de los entresijos del mercado de fichajes y conocer también los contactos del Chelsea en el mercado. Este proceso ralentizará muchas de las decisiones deportivas que tiene que tomar el club y posiblemente lo retrase una temporada.

Leer:  Catar 2022: pronósticos de la fase de grupos

Esto se produce después de que el club confirmara la salida de Bruce Buck de su función de presidente del club, y que Boehly volviera a asumir el papel.

Las cosas acabarán por ponerse en marcha para el club, ya que los nuevos propietarios se han comprometido a asegurarse de llevar al Chelsea al siguiente nivel. Sin embargo, este cambio en la gestión seguramente ralentizará las cosas más que nunca, porque es necesario que los nuevos propietarios entiendan las mareas y los patrones climáticos en el mar que es el negocio del fútbol antes de sumergirse en las aguas.

Los aficionados del Chelsea harán bien en entender este hecho y prepararse para una ventana de transferencia de verano decepcionante y, posiblemente, una temporada 2022/23 decepcionante.

Esto significa que tendrán que estar preparados para dejar de lado al equipo y al entrenador cuando los resultados no les acompañen. Esto también significa que tienen que estar preparados para experimentar una sequía mientras sus nuevos propietarios se asientan en el papel.

Y, por último, significa que tienen que prepararse para las bromas astronómicas que podrían surgir cuando otros aficionados empiecen a descargar sobre ellos en los próximos meses.

Please follow and like us:
error 20
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *