¿Por qué los delanteros tienen problemas en el Chelsea?

311 Views

El Chelsea Football Club es uno de los clubes más grandes de Inglaterra y de Europa. El club ha producido algunos de los mejores jugadores que ha tenido el mundo.

Sin embargo, siguen desilusionados porque una posición en particular parece estar gafada.

El club ha contado con algunos de los mejores delanteros del fútbol mundial. Jugadores de la talla de Didier Drogba, Jimmy Floyd Hasselbaink, Herman Crespo y Diego Costa se han labrado una historia de éxitos en el club. Son algunos de los pocos elegidos que han imprimido su autoridad en el campo y han marcado muchos goles para el club.

El Chelsea es conocido por perseguir a los mejores delanteros e incluso por ficharlos, pero la mayoría de las veces no acaban de encajar en el club y tienen problemas.

Desde Pierluigi Casiraghi hasta Chris Sutton o Tammy Abraham, los delanteros del Chelsea parecen carecer en su mayoría del carácter necesario para impulsar al equipo. Irónicamente, la mayoría de los nombres de los delanteros que han jugado en el Chelsea y han decepcionado eran jugadores de élite antes de llegar al club o se convirtieron en uno después.

Por ejemplo, Adrian Mutu, que llegó procedente del Florentina por 20 millones de libras esterlinas, era el mejor de la Serie A antes de dar el salto a la Premier League. Llegó con muchas promesas, pero no pudo cumplir con las enormes expectativas que había sobre él.

Otro ejemplo interesante es el de Fernando Torres, un jugador que había arrasado en la Premier League con sus numerosos goles con el Liverpool. En el Chelsea, se convirtió en el hazmerreír

Leer:  ¿Qué jugadores de la Premier League se perderán la Copa del Mundo por lesión?

Esto ha llevado a muchos a creer que el Chelsea podría estar bajo alguna maldición vudú, dadas las circunstancias de sus delanteros.

A principios de esta semana, Romelu Lukaku completó su regreso al Inter en calidad de cedido y muchos aficionados del Chelsea no pudieron más que lamentarse.

El delantero fue traído por casi 100 millones de libras desde el Inter para cubrir el hueco que Diego Costa había dejado vacante durante mucho tiempo, pero no cumplió con todas las expectativas, como muchos otros antes.

¿Existe una maldición activa del número ‘9’ en el Chelsea o es simplemente una coincidencia? No podemos hablar de una maldición, pero varios delanteros seguidos no es una casualidad. Vamos a echar un vistazo lógico a las razones por las que muchos nombres de delanteros de primera fila han tenido problemas con el club del oeste de Londres.

El estilo de juego del Chelsea no se adapta a sus delanteros

Cuando uno piensa en José Mourinho, el primer tipo de delantero que le viene a la cabeza es Didier Drogba.

Drogba modelaba tan perfectamente el tipo de delantero que Mourinho necesitaba para que su sistema funcionara que incluso lo recuperó en su segunda etapa en el club.

El Chelsea ha carecido de un delantero así desde entonces, y tuvo algo parecido en Diego Costa, que era una auténtica amenaza para todas las defensas.

Sin embargo, el español carecía de estabilidad y tenía problemas de lesiones.

Romelu Lukaku hizo temblar todas las mesas de Stamford Bridge cuando concedió aquella entrevista condenatoria a Sky Italia. Afirmó que el estilo de juego de Tuchel no le convenía y que deseaba volver al Inter.

Leer:  Callum Hudson-Odoi Reportadamente Listo para Dejar el Chelsea en Medio del Creciente Interés de Transferencia

Sin embargo, su punto de vista puede entenderse, ya que un jugador de su calidad y talento debería tener más tiempo de juego y dictar cómo juega el equipo.

El entrenador es el jefe, y tiene el poder de imponer lo que quiere. Lukaku entendió mal el memorándum y eso fue el principio del fin del delantero en el club.

El estilo de juego del Chelsea ha sido criticado desde principios de siglo y esto no es nuevo para el club. Sin embargo, algunos de sus delanteros de élite se han adaptado a los estilos y lo han hecho de forma brillante, por lo que la excusa del estilo de juego es algo nulo.

Grandes expectativas

Desde que Roman Abrahamovic se hizo cargo del club a principios de la década de 2000, su suerte ha cambiado. Aunque ya ha vendido el club, inculcó una gran exigencia de excelencia tanto a los jugadores como a los directivos, que apenas deja margen para el error o el fracaso.

En su etapa en el club, el ruso despidió a muchos directivos y canceló los contratos de muchos jugadores. Se basaba en la constancia de los resultados y echaba a cualquiera que no cumpliera con las expectativas.

Los aficionados no están exentos de esta tendencia. Desde que el club tuvo un gran éxito con Mourinho y ganó la Liga de Campeones, el nivel de expectativas de los aficionados también ha aumentado enormemente.

Esto fue evidente en la eliminación del Chelsea de la temporada pasada contra el Real Madrid, los aficionados tomaron las redes sociales para verter su ira sobre el equipo, incluso con su “impresionante” rendimiento en la noche.

Leer:  ¿Cómo cayó tan bajo el Leicester City desde su victoria en la Premier League de 2016?

Falta de creadores de calidad

Aunque algunos de los ilustres jugadores de la lista de delanteros fracasados fueron culpables de fallar buenas ocasiones, algunos de ellos han carecido de creadores adecuados detrás de ellos.

No es una coincidencia que sus dos últimos mejores delanteros fueran suministrados por dos de los mejores centrocampistas creativos de la historia reciente de la Premier League: Cesc Fábregas y Frank Lampard.

En su día, Fábregas era un superhombre. Tenía la capacidad de detectar un pase a metros de distancia y es uno de los pocos extranjeros que supera las 100 asistencias en la liga.

Frank Lampard no necesita presentación, un rematador en serie que no sólo tenía la capacidad de disparar desde muy lejos, sino que tenía la oportunidad de dar pases que dividían la defensa.

Para un delantero, tener un creador detrás de ti es muy importante, incluso jugadores de la talla de Da Lima Ronaldo y Cristiano Ronaldo no habrían marcado tanto si no fuera por el gran apoyo que recibieron de sus centrocampistas.

Didier Drogba y Diego Costa eran delanteros de primera clase que hacían temblar a todos sus rivales, pero también se beneficiaban de los incisivos pases de sus centrocampistas de calidad.

Dicho esto, cuando se observa a Lukaku la temporada pasada, se puede ver a un jugador falto de servicios y de centros de calidad.

No cabe duda de que Mason Mount es un jugador de calidad, pero simplemente no ha conseguido que los delanteros que le preceden entren en el juego y eso ha afectado a su vez al rendimiento en la delantera.

Please follow and like us:
error 20
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *