¿Debe el City despedir a Guardiola si no gana la Liga de Campeones?

291 Views

Sin duda, Pep Guardiola pasará a la historia como uno de los mejores entrenadores que ha tenido el fútbol. Su palmarés habla por sí mismo y no es casualidad que tenga una estela de éxitos allí donde ha estado.

En el Barcelona, creó un estilo envidiable, haciendo famoso el “tiki-taka” en todo el mundo, mientras dominaba el fútbol español y también el europeo. En el Bayern de Múnich hizo más de lo mismo, batiendo varios récords y demostrando que su éxito en el Barcelona no era casualidad.

En el Manchester City, jugando en la “liga más difícil” del mundo, Guardiola ha hecho un trabajo ligero en la Premier League y ha continuado con su marca registrada de romper récords una vez más. Desde que llegó al club en 2016, lo ha llevado a una nueva altura en el fútbol inglés, donde está en la cima de la cadena alimenticia y deja a los demás para que jueguen a alcanzarlo. Otro título de la Premier League en la temporada recién concluida significa que el City ha ganado cuatro títulos de liga en las últimas cinco temporadas.

Sin embargo, a pesar de las muchas hazañas de Guardiola, muchas de sus críticas se han basado en su fracaso a nivel continental. Para contextualizar, Guardiola sólo ha ganado dos Ligas de Campeones en su carrera como entrenador.

Guardiola ha ganado la Liga de Campeones con el Barcelona en dos ocasiones, una en 2009 y otra en 2011, pero esa es la última vez que ha levantado el trofeo, ya que ha disparado balas de fogueo con el Bayern de Múnich y el City. Desde aquella Liga de Campeones de 2011, su segunda en el Barcelona, no ha vuelto a ganar el trofeo. Sólo ha estado cerca una vez, perdiendo la final contra el Chelsea en 2021.

En el Manchester City, Guardiola lleva ya seis temporadas en el club -la más larga que ha estado en cualquier equipo- y, sin embargo, no ha conseguido una Liga de Campeones. Más críticas se derivan del hecho de que ha tenido el lujo de disponer de una generosa bolsa, pero sigue fracasando a pesar de contar con el que posiblemente sea el mejor poder financiero de Europa.

Leer:  Informe de mitad de temporada y resumen del día del plazo

Todo esto nos lleva a preguntarnos si ha llegado el momento de que el City renuncie al español, si no consigue ganar la Liga de Campeones después de siete intentos.

El City se ha acercado, pero no lo suficiente

Resulta irónico pensar que, durante la última década, todos los equipos dirigidos por Guardiola llegaban a cada campaña de la Liga de Campeones como favoritos para ganarla. Puede que el español domine el fútbol de la liga en todos los frentes, pero su destreza táctica siempre le hace pensar demasiado, como acuñan muchos aficionados.

Con el Manchester City, los sinsabores han sido más que abrumadores. De hecho, en 2020, Guardiola no había pasado de cuartos de final con el City, sufriendo varias salidas de octavos entre 2016 y esa fecha.

En 2021, el desconsuelo llegó al máximo nivel. Esa derrota en la final de la Liga de Campeones de 2021 contra el Chelsea se sumó a la idea generalizada de que Guardiola “sobrepiensa” en las eliminatorias cruciales, con selecciones innecesarias y tácticas excesivamente innecesarias. Nada de eso entró en juego en una decepcionante caída en semifinales contra el Real Madrid en 2022.

El vigente campeón de la Premier League se despidió de la competición en las circunstancias más inesperadas.  El Real Madrid marcó dos goles en el tiempo añadido para forzar la prórroga, antes de que un penalti transformado por Karim Benzema asegurara la victoria por 3-1 (6-5 en el cómputo global) y enviara a los gigantes españoles a la final contra el Liverpool.

No puede estar más cerca para el City, y un nuevo intento fallido quizá haga crecer la idea de que Guardiola no puede entregar un título de la Liga de Campeones sin Lionel Messi.

Leer:  ¿Qué jugadores de la Premier League se perderán la Copa del Mundo por lesión?

Qué ha dicho Guardiola sobre ganar la Champions con el Manchester City

A los ojos del público, Guardiola fue contratado por los propietarios del City con un objetivo principal: conseguir el título de la Liga de Campeones. El técnico de 51 años compartió un sentimiento antes de la eliminatoria de cuartos de final del City contra el Real Madrid en 2020.

Dijo: “Quiero ganar la Liga de Campeones”

“Sueño con ello y estoy emocionado por preparar el partido contra el Madrid durante las próximas dos semanas”.

“Si no les ganamos, entonces el presidente o el director deportivo vendrán y dirán: ‘no es suficiente, queremos la Liga de Campeones, te voy a despedir'”.

Estos comentarios provienen de un hombre al que le deben haber dicho la realidad de las cosas. Contrasta con otros comentarios más recientes del español, en los que se retracta de la declaración anterior, al tiempo que añade que no se le contrató para conseguir una Liga de Campeones en el Etihad.

“La temporada pasada perdimos la Liga de Campeones. Fueron 13 partidos. Ganamos 11, empatamos uno y perdimos uno”, dijo a Sky Sports.

“Si perdimos la Liga de Campeones, ¿fue una mala temporada de Liga de Campeones? En absoluto. Esta temporada hemos vuelto a estar en la semifinal de la Liga de Campeones.

“Queremos ganar la Liga de Campeones, por supuesto. Pero cuando me llamaron no me dijeron que teníamos que ganar la Liga de Campeones. Ni siquiera la Premier League”.

En realidad, podemos estar de acuerdo en que los comentarios anteriores parecen un intento de Guardiola de justificar otra carencia, sobre todo si se tiene en cuenta que el City estaba ganando incluso la Premier League antes de que llegara el español.

Leer:  Arsenal listo para fichar a Declan Rice en un acuerdo récord de £ 105 millones con West Ham

Ahora o nunca: el éxito o el fracaso de Guardiola

Después de gastar más de 900 millones de libras y cerca de mil millones en fichajes desde su etapa en el Manchester City, Guardiola no tendría ninguna razón para no haber ganado al menos una Liga de Campeones.

La última incorporación de Erling Haaland hace que sea aún más imperdonable para el español no llegar hasta el final en la competición. El delantero noruego es de lo mejor que se puede encontrar cuando se trata de delanteros y muchos lo han considerado como la “pieza que faltaba en el rompecabezas” en la búsqueda del City de la Liga de Campeones.

A Guardiola le queda una temporada más de su actual contrato y el hecho de que haya optado por no ampliarlo hasta que se acabe dice mucho de su proceso de pensamiento. Podría significar también que el propio español podría marcharse al final del contrato, si no consigue ganar el “santo grial” de los trofeos después de siete años en el club.

Si no se marcha, es muy probable que la jerarquía del club le agradezca haber convertido al City en un equipo temido en Europa, pero podría tener que cortar los lazos con él en favor de un entrenador con pedigrí en la Liga de Campeones.

Un especialista en Zinedine Zidane sigue sin trabajo y, al parecer, se resiste a ocupar el puesto de seleccionador de Francia. Sin embargo, ¿quién puede decir que la perspectiva de dirigir un equipo puntero en el Manchester City, unida a un abultado sueldo, no puede obligar al francés a cambiar de opinión?

Please follow and like us:
error 20
fb-share-icon
Tweet 20
fb-share-icon20

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *